Canasta básica tiene en enero su mayor aumento desde 2010, y golpea a los más pobres: Coneval

Ciudad de México.- La inflación de 5.55 por ciento registrada en enero provocó que el costo de la canasta alimentaria urbana aumentara un 8.7 por ciento, mientras que la rural subió un 8.8 por ciento, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).
En su reporte mensual sobre la evolución de las líneas de bienestar de la pobreza multidimensional, el Coneval detalló que la canasta urbana pasó de mil 371.66 pesos en enero de 2017 a mil 490.86 para enero de 2018; mientras que la rural tenía un valor de 975.64 pesos en el primer mes de 2017 y para 2018 subió a mil 61.46 pesos.

Las cifras reportadas por el organismo que mide la pobreza en México revelaron que el costo de los alimentos básicos en enero pasado fue el mayor aumento desde enero de 2010 cuando la canasta alimentaria rural costó 977.92 y la urbana 692.64 pesos.
La canasta básica contempla alrededor 32 productos en el ámbito rural como tortilla, trigo, arroz, chile, jitomate, frijol, azúcar y refresco. En el ámbito urbano se agrupan 36 productos y se agregan la carne de res, de cerdo, jugos y néctares.
De acuerdo con la medición del Coneval, el costo diario de la canasta alimentaria rural en enero fue de 35.38 pesos, mientras que la rural fue de 49.70 pesos.
En México, el salario mínimo es de 88.36 diarios o 2 mil 650.8 pesos al mes, por lo que de acuerdo con el Coneval un trabajador con ese sueldo puede comprar una canasta alimentaria urbana o rural.
Sin embargo, considerando el costo de la canasta no alimentaria —que se conforma de transporte público, educación, cultura, recreación, vivienda, vestido y otros gastos—, para el área rural tiene un costo de 742.79 y para la rural de mil 498.27 pesos mensuales.
Si un mexicano desea adquirir la canasta alimentaria como la no alimentaria en el ámbito urbano necesita ganar 2 mil 989.13 pesos mensuales, 338.33 pesos más del salario mínimo mensual.
La inflación general de México fue de 5.55 por ciento en enero, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
Desde enero de 2017, la inflación ha rebasado el objetivo del Banco de México (Banxico), que es de 3 +/- 1 punto porcentual.
El índice de precios subyacente –el que se obtiene eliminando del cálculo de los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, como los agropecuarios y, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno– mostró un incremento de 0.28 por ciento mensual y una variación anual de 4.56 por ciento.
Al interior del índice de precios subyacente, los productos que registraron el mayor incremento en el mes de enero fueron: gasolina de bajo octanaje (3.19 por ciento), Gas doméstico LP (2.99 por ciento), el huevo (7.71 por ciento), plátano (20.21 por ciento) y la papa (10.24 por ciento).
Una investigación del Centro de Análisis Multidisciplinario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) reveló en enero pasado que en 1987, un mexicano tenía que trabajar cuatro horas con 53 minutos para adquirir la canasta básica, mientras que para 2017 eran necesarias 24 horas con 31 minutos, es decir, ya no le resta tiempo para realizar otras actividades que no sean trabajar para apenas conseguir lo indispensable para vivir.
A un año de que concluya la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, el salario real ha perdido el 13.42 por ciento y la pérdida acumulada del poder adquisitivo en los últimos 30 años en México, medida por la Canasta Alimenticia Recomendable, es del 80.08 por ciento, puntualizó la investigación.

Fuente: 1

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »