La modernización del TLCAN beneficiará a las Pymes: experto

Debido a que México y Canadá son economías pequeñas que compiten con un gigante como lo es Estados Unidos, ha sido difícil para las pequeñas y medianas empresas (Pymes) poder integrarse al comercio exterior, por lo que los gobiernos de ambos países decidieron impulsar un capítulo completo en la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para ofrecerles nuevas oportunidades de desarrollo y de participación, afirma Peter Hall.
En entrevista con Entrepreneur en Español, el vicepresidente y economista en jefe de la agencia Exportación y Desarrollo Canadá (EDC) señala que con la globalización se trata de ser capaz de alcanzar una escala mundial en la operación de una empresa, lo que implica buscar bajos costos de producción para tener un producto con el precio más competitivo.

Sin embargo, reconoce que para los emprendedores esta incursión en la globalización ha sido bastante difícil debido a que llegan con altos márgenes de costos, lo cual se les ha complicado poder bajar sus gastos productivos para tener mejores precios.
“El Acuerdo Transpacífico (TPP) fue muy innovador al tomar este tema en cuenta e incluir a las pequeñas y medianas empresas”, explica.
Ahora, comenta, el TLCAN tiene la oportunidad de modernizar industrias que fueron impulsadas desde hace 24 años para hacer de América del Norte la región más competitiva del mundo y ofrecerles nuevas posibilidades de comercio a las Pymes.
“El capítulo sobre las Pymes busca apoyar a estas empresas para que participen y puedan aprovecharse de un acuerdo comercial y tecnológico regional al verse reflejado en el TLCAN lo que logramos en el TPP, que desafortunadamente Estados Unidos botó”, dice Hall.
La modernización del TLCAN beneficiará  a las Pymes en poder tener las mismas oportunidades de participación en el comercio internacional y en la elaboración de productos hechos en la región, ya que hasta el momento sólo las grandes empresas se vieron beneficiadas por este acuerdo comercial trilateral.
Recuerda que en los últimos 24 años, las tarifas de naciones más favorecidas, bajo el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC), bajaron a tal punto que el 46% de las empresas exportadoras canadienses optan por esta opción para hacer negocio en lugar de seguir las reglas del TLCAN o de otros acuerdos comerciales.
“Es más sencillo para ellas pagar estas tarifas”, indica.
Por lo tanto, la modernización del TLCAN no afectaría el 46% de las exportaciones de Canadá debido a que funciona con ese régimen establecido por la OMC.
Sin embargo, esta opción no es posible para todas las industrias, particularmente el sector automotriz, el cual está regido bajo las reglas y tarifas establecidas en el TLCAN. Por lo tanto, comenta Peter Hall, las pequeñas y medianas empresas, que en su mayoría son proveedores de autopartes, son las que han sido más afectadas y podrían ser las perdedoras si no se logra la modernización del acuerdo comercial norteamericano.
“Vamos a perder muchas inversiones en este sector sin el TLCAN”, advierte.
Otros sectores más afectados por esta negociación son los de la alimentación y el informático para el desarrollo de equipos de computación, porque también participan muchas Pymes, por lo que al terminarse el acuerdo no lograrán protegerse ante las enormes pérdidas que sufrirán por las tarifas arancelarias y comerciales que tendrían que pagar para poder proveer a las grandes empresas exportadoras.
“La solución sería que esas empresas se vayan a Estados Unidos o abran una filial en Estados Unidos. Esto es más fácil para una gran empresa que seguramente ya tiene una filial en ese país, pero para mediana empresa podría tener dificultades de hacer, mientras para las pequeñas empresas sería imposible porque la inversión que esto implica es algo que probablemente no podrá pagar”, lamenta.
Peter Hall considera que en la mayoría de los casos las Pymes, especialmente las canadienses, no podrían optar por otros mercados o aprovecharse de otros acuerdos comerciales en Europa, Asia o América Latina, porque Estados Unidos es el mercado dominante.
“La industria automotriz es muy concentrada en Estados Unidos. Aunque se está diversificando cada vez más, todavía está muy concentrada allí. La industria alimentaria podría tener más posibilidades, pero la incursión hacia mercados emergentes como China va a tomar muchos años para que los ingresos por las exportaciones sean sustancialmente superior a los que tienen para su comercio con Estados Unidos”, comenta.
Por lo tanto, el experto espera que los negociadores de México, Estados Unidos y Canadá logren modernizar el TLCAN para que el comercio regional pueda seguir beneficiando a todos, incluidas las Pymes, las cuales dependen aún más de ese acuerdo.

Fuente: 1

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »